Camas Montessori para niños

Las camas Montessori para niños son una de las alternativas más prácticas para la habitación de los más pequeños de la casa. No solo porque permiten ahorrar en materiales y fabricación, sino porque promueven en el niño una serie de habilidades que, con la guía y acompañamiento adecuados, harán de tu bebé un ser independiente, pleno y resolutivo.

Este tipo de camas infantiles destacan porque forman parte de una metodología de educación no tradicional en la que se estimulan los sentidos del infante, a medida que este va entendiendo a relacionarse con su contexto. Si quieres saber cuáles son los beneficios de elegir una cama montessori solo sigue leyendo esta breve guía.

Si quieres saber cuáles son las mejores Camas Montessori te recomendamos nuestro post mejores camas montessori, aunque si tu presupuesto es algo más ajustado puedes consultar nuestro post camas montessori baratas

cama montessori para niños

¿Qué son las camas Montessori para niños?

Seguro que las has visto, estas camas son esas estructuras que parecen sacadas de un campamento vacacional y que tienen forma triangular para maximizar la eficiencia y la estabilidad de la cama. Forman parte de una serie de muebles, juguetes y otros objetos que están diseñados bajo el método Montessori.

Generalmente las hallarás de madera, porque es un material menos rígido que el metal y sus diseños son sumamente personalizables. De manera que si quieres que tu cama montessori esté al nivel del suelo, no habrá problema con ello; tampoco lo habrá si quieres soportes adicionales en el espaldar o descanso de la cama.

¿Cuáles son los beneficios de elegir una cama Montessori para niños y bebés?

La verdad es que estas camas son una gran alternativa para acompañar a los pequeños en su crecimiento. Más allá del ahorro del espacio y de dinero o del efecto en la decoración de la habitación, las camas montessori ofrecen una serie de beneficios que seguro vas a valorar, aunque no tanto como los niños.
Estimulan la autonomía

Al no contar con estructuras tradicionales, estas camas permiten al niño subir y bajar desde el ángulo que le apetezca, esta primera sensación de libertad hará que el niño coja conciencia sobre el rango de posibilidades en sus decisiones. Además, muchos modelos suelen estar al ras del suelo, de manera que sea completamente seguro el abordaje. Así puedes estar seguro de que no caerá y se lastimará mientras duerme o juega.

Las camas casita montessori son adaptables

También tienen la capacidad de adaptarse al crecimiento de los pequeños, pudiendo sumar o restar elementos para personalizar la cama montessori para niños. Puedes subir la altura de la cama, agregar una estructura que le permita guindarse, así los niños pueden aprender de cómo se puede variar su contexto, aceptarán los cambios y no serán limitantes para sus ratos de diversión.

cama montessori para niños

Una cama estilo montessori que fomentan el aprendizaje

Como no tienen necesidad de esperar a que los padres los saquen de la cama, la seguridad y la autonomía en el aprendizaje mejoran. Eliminar la sensación de estar encerrados al despertar puede ocasionar que libere la resistencia a ciertas experiencias y, por tanto, aprenda mucho más rápido y mantenga su curiosidad a tope.

Si se acompaña la cama con otros juguetes o muebles del método Montessori en casa, entonces aumenta la capacidad del niño por explorar su habitación sin que sus padres estén presentes.

¿A partir de qué edad se recomienda una cama Montessori?

Lo mejor de estas camas es que son útiles desde el nacimiento hasta la preadolescencia. A partir de los 4 meses, tu bebé puede dormir en una cama montessori sin que exista riesgo de ningún tipo, porque se trata de muebles muy seguros, ideados para los pequeñines. Apenas comience a gatear, podrá subir y bajar de su cama.

El método montessori en casa es una gran alternativa para los padres que buscan promover en sus hijos el desarrollo óptimo de sus facultades. Se trata de estimular el desarrollo del infante sin que eso signifique truncar alguna de sus habilidades, como suele sucederle a muchos en el método de enseñanza tradicional.

¿Qué tipos de camas montessori existen?

Si quieres saber cuáles son las mejores Camas Montessori te recomendamos nuestro post mejores camas montessori, aunque si tu presupuesto es algo más ajustado puedes consultar nuestro post camas montessori baratas

En función al diseño, la edad de tu bebé o tus gustos, puedes elegir entre varios tipos de camas que forman parte del método montessori en casa. Estos son:

Cama Montessori para bebés y niños clásica

También conocida como cama Kutuva, es el diseño más popular. Solo cuentan con una estructura parecida a la de las literas, es decir, que mirarás cuatros parales unidos en sus puntas para agregar mayor estabilidad, fimerza y dejar que el niño elija por donde quiere subir o bajarse.

Cama Montessori baja, ideal para los peques

La diferencia principal de esta cama con una de adulto es su tamaño. Son camas ideales para niños en edades entre 1 y 5 años, pues no correrán riesgos al subirse y no sentirán ninguna diferencia entre su cama y la de los adultos; esto estimula su deseo de independencia.

Cama Montessori tipo casita

Probablemente sea la favorita de muchos. Este tipo de cama eleva cuatro parales, pero la unión está fijada con dos tablas que se unen formando un triángulo, como si se tratara de una casa pequeña. Los niños disfrutan mucho de esta cama porque pueden colgarse, escalar y guindar mosquiteros u otros elementos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

2 comentarios en «Camas Montessori para niños»

Deja un comentario